A partir del 30 de junio de 2018, según las nuevas disposiciones de la TSA, se restringirá el transporte de productos en polvo a todos los pasajeros que viajen a los Estados UnidosLos pasajeros no tendrán permitido transportar productos en polvo de más de 350 ml (12 oz) en la cabina como parte del equipaje de mano. El transporte de productos en polvo de más de 350 ml (12 oz) solo estará permitido como parte del equipaje en bodega.

 

Adicionalmente, no olvides que algunos países, imponen restricciones relativas a los líquidos que pueden transportarse a bordo.


Aerosoles, recipientes con líquidos, gel, licores, cremas o productos de consistencia semejante (desodorantes en barra, lápiz labial, pasta dental) puedes llevarlos en cabina en una bolsa transparente de máximo 1 litro, con sistema de apertura y cierre que permita ver el contenido, siempre que no excedan los 100 ml cada uno. Recuerda es sólo una bolsa por pasajero.


Las bebidas alcohólicas se pueden transportar como equipaje de mano (siempre y cuando las autoridades locales lo permitan) o como equipaje facturado, sin que cada botella exceda el 70% de graduación alcohólica ni se superen los 5 litros por persona.