El equipaje de mano de todos los pasajeros podría ser inspeccionado antes de acceder a la zona restringida de seguridad o a bordo de la aeronave. Deberán ser inspeccionados separadamente del resto del equipaje las laptops personales y otros aparatos electrónicos grandes.


Los pasajeros no estarán autorizados a introducir en la zona restringida de seguridad ni en la cabina de una aeronave artículos que constituyan un riesgo para la salud de los pasajeros y la tripulación, así como para la seguridad de las aeronaves y los bienes, como son:

  • Líquidos: la normativa limita la cantidad de líquidos que se pueden pasar por los controles de seguridad. Únicamente está permitido llevar líquidos en el equipaje de mano en los siguientes casos: 
    • Líquidos en envases individuales de capacidad no superior a 100 ml. contenidos a su vez en una bolsa de plástico transparente con sistema de apertura/cierre y de capacidad no superior a 1 litro (bolsa de aproximadamente 20 x 20 cm.). Sólo se puede transportar una bolsa por pasajero, incluidos niños. 
    • Líquidos que deban ser utilizados durante el viaje bien por necesidades médicas o por necesidad de dietas especiales, incluyendo la comida de los niños. Se recomienda que, en la medida de lo posible, el pasajero lleve consigo la receta médica o justificación de su condición particular. 
    • Líquidos, como bebidas o perfumes, comprados en las tiendas de un aeropuerto o en una aeronave de cualquier compañía aérea, en su empaque original, dentro de las cuales figure el recibo de compra en el aeropuerto o a bordo de la aeronave. No abra las bolsas de seguridad hasta su destino final.


  • Armas de fuego, otro tipo de armas y dispositivos que disparen proyectiles: cualquier objeto que pueda lanzar un proyectil o causar una lesión o parezca poder hacerlo, como son: 


    • Todo tipo de armas de fuego (pistolas, revólveres, rifles, escopetas, etc.). 
    • Pistolas de juguete, reproducciones de armas de fuego y armas de fuego de imitación que puedan confundirse con armas reales. 
    • Piezas procedentes de armas de fuego (excepto visores y miras telescópicas). 
    • Armas de aire comprimido o de CO2, tales como pistolas, escopetas de perdigones, rifles y pistolas de balines.
    • Pistolas para lanzar cohetes de señales. 
    • Pistolas "Starter". 
    • Ballestas, arcos y flechas. 
    • Hondas y tirachinas. 
    • Arpones y fusiles de pesca. 
    • Pistolas de matarife. 
    • Aparatos para aturdir o provocar descargas, tales como aguijones para ganado o pistolas tipo "láser".


  • Objetos punzantes o con filo: cualquier objeto de punta afilada o borde cortante que pueda provocar lesiones, como son: 


    • Hachas, hachuelas y hendidoras. 
    • Crampones.    
    • Arpones y jabalinas. 
    • Piquetas y picos para hielo. 
    • Patines de hielo. 
    • Navajas automáticas. 
    • Navajas de resorte y cuchillos con hoja de una longitud superior a 6 cm., de metal o cualquier otro material resistente que permita su uso como arma. 
    • Cuchillas y navajas de afeitar abiertas (excepto navajas de afeitar de seguridad o desechables, cuyas cuchillas están encapsuladas). 
    • Sables, espadas y bastones-espada. 
    • Cúter. 
    • Machetes 
    • Bisturíes. 
    • Tijeras cuyas hojas superen los 6 cm. de longitud a partir del eje. 
    • Estrellas arrojadizas. 
    • Bastones de esquí y excursionismo.    
    • Equipos de artes marciales punzantes o cortantes.


  • Herramientas que puedan utilizarse para causar heridas graves


    • Taladros, incluidos taladros eléctricos portátiles sin cable. 
    • Brocas. 
    • Cuchillas y cuchillos profesionales. 
    • Sierras, incluidas sierras eléctricas portátiles sin cable. 
    • Destornilladores, formones, palancas, martillos, alicates, llaves inglesas, llaves de grifa, etc. 
    • Sopletes. 
    • Pistolas de proyectil fijo y pistolas grapadoras.


  • Instrumentos contundentes: cualquier instrumento contundente que pueda provocar lesiones, como son: 


    • Bates de béisbol y softball. 
    • Palos y bastones, rígidos o flexibles (porras, cachiporras, bastones, etc.). 
    • Bates de críquet. 
    • Palos de golf. 
    • Palos de hockey. 
    • Palos de lacrosse. 
    • Remos de kayak y canoa. 
    • Tacos de billar. 
    • Equipos para artes marciales (nudilleras de metal, palos, porras, mayales, nunchacus, kubatones, kubasaunts, etc.).


  • Sustancias explosivas e inflamables: cualquier sustancia explosiva o altamente inflamable que constituya un riesgo para la salud de los pasajeros y la tripulación, así como para la seguridad de las aeronaves y los bienes, como son: 


    • Municiones. 
    • Fulminantes. 
    • Detonadores y espoletas.   
    • Explosivos y dispositivos explosivos. 
    • Minas y otras cargas explosivas de uso militar. 
    • Granadas de todo tipo. 
    • Gas y bombonas de gas (butano, propano, acetileno, oxígeno, etc.) en gran volumen. 
    • Fuegos de artificio, bengalas de todo tipo y otros artículos de pirotecnia (lo cual incluye petardos y fulminantes de juguete). 
    • Fósforos (excepto los de seguridad). 
    • Cartuchos generadores de humo. 
    • Combustibles líquidos inflamables (gasolina, gasoil, combustible para encendedores, alcohol, etanol, etc). 
    • Nebulizadores de pintura. 
    • Aguarrás y disolventes de pintura. 
    • Bebidas alcohólicas cuya gradación alcohólica volumétrica supere el 70 por ciento (140% proof).



  • Sustancias químicas y sustancias tóxicas: cualquier sustancia química o sustancia tóxica que constituya un riesgo para la salud de los pasajeros y la tripulación, así como para la seguridad de las aeronaves y los bienes, como son: 


    • Ácidos y álcalis (por ejemplo, baterías húmedas que puedan sufrir derrame). 
    • Sustancias corrosivas o blanqueadoras (mercurio, cloro, etc.). 
    • Productos químicos, gases y nebulizadores neutralizadores o incapacitantes, tales como macis, rociadores de sustancias picantes, aerosoles de pimienta, gases lacrimógenos, rociadores de ácido, aerosoles repelentes de animales, etc. 
    • Material radiactivo (por ejemplo, isótopos para uso médico o comercial). 
    • Venenos. 
    • Materiales infecciosos o que entrañen un riesgo biológico (por ejemplo, sangre infectada, bacterias y virus). 
    • Materiales con capacidad de inflamación o combustión espontáneas. 
    • Aparatos extintores.