Es aconsejable llegar al embarque 2 ó 3 horas antes de la hora de zarpar.

 

Después de facturar el equipaje, un camarero te acompañará a tu cabina. Es posible que tus maletas no estén todavía en tu habitación, pero no te alarmes. Los maleteros tienen muchas maletas que entregar, a veces pueden tardar un par de horas.

 

En tu cabina encontrarás el Programa del Día, con toda la información sobre el itinerario, el entretenimiento a bordo y los horarios de comida.

 

Es importante que el primer día te acerques a la Oficina de Información para validar tu cuenta de a bordo. Los extras no están incluidos en el precio, pero no se pagan al momento, se irán asignando a tu cuenta, y al final del viaje sólo tendrás que preocuparte de que los cargos sean correctos.

 

Te aconsejamos que empieces a planificar tus excursiones. Si no tienes la información en tu cabina, acércate a la Oficina de Excursiones a preguntar. Normalmente, las plazas de las excursiones son limitadas, así que cuanto antes te planifiques, mejor.

 

Por último, tendrás que participar en un simulacro de salvamento. Las leyes marítimas de salvamento obligan a que todos los pasajeros participen en este ejercicio, para familiarizarse con los procedimientos de evacuación del buque en caso de emergencia. La tripulación te informará del momento y la manera de llevar a cabo dicho ejercicio.