Los pasajeros deben estar en posesión de la documentación exigida (Pasaporte, Visado, DNI, permisos notariales) por las leyes de los países a, desde o a través de los que se vaya a volar.

El pasajero es el único responsable
 de tener la documentación adecuada para viajar y no tendrá derecho a recibir ningún reembolso en caso de que le denieguen el embarque por no presentar los documentos exigidos.